jueves, 13 diciembre, 2018

CHA ha pedido “dialogar, debatir y buscar los acuerdos posibles” para resolver “todas aquellas cuestiones pendientes” en la Constitución. El partido ha asegurado que “reformar la Constitución es constitucional y está previsto” y cree que es necesario “blindar los derechos sociales ya reconocidos e incluir nuevos” para un mejor futuro.

CHA, con motivo del aniversario de la Constitución, ha considerado necesario “impulsar un amplio debate que culmine en los acuerdos y consensos necesarios para reforzar especialmente los derechos sociales y el avance hacia una nueva estructura territorial de carácter federal”.

La secretaria general de CHA, Carmen Martínez Romances, ha señalado como necesaria “la imprescindible reforma del sistema territorial, clave en el caso aragonés, para hacer valer nuestra identidad aragonesa y voluntad de querer ser; el blindaje de los derechos sociales como los de Vivienda, Educación, Sanidad, y Dependencia”.

Martínez también ha pedido “una revisión íntegra, desde la perspectiva de género”, de la Carta Magna y ha señalado que ojalá hubiera habido “madres de la Constitución”, para “adaptar la Constitución a la realidad”.

“La propia Jefatura del Estado, sin olvidar aspectos como los derechos Lgtbi, la muerte digna y la laicidad del Estado”, ha continuado citando la secretaria genera de CHA algunos puntos junto a otros “que en los setenta eran impensables, pero que ahora forman parte del corpus de derechos de instituciones como la propia ONU”, como el derecho de acceso a internet.

CHA ha recordado unos datos de este mismo año del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que señalan que 69,6% de la población de todo el Estado afirma que considera necesario reformar, “en estos momentos”, la Constitución y de este grupo, más de la mitad aboga por una reforma “importante” o, incluso, por una reforma “casi total”.

El estudio científico pregunta además por los temas que se deberían mejorar en la Carta Magna. Los resultados indican que se pretende “avanzar en la profundización de la transparencia y el control de la actividad política”, pero también por “la mejora de los derechos sociales, la reforma del sistema territorial o la reforma del sistema electoral como otros de los asuntos citados”.

“Sin embargo, ahora que ya existe ese respaldo social, resulta que nos encontramos ante el peor escenario político posible para afrontar estos cambios, si queremos que sean de calado, rigurosos y coherentes”, afirma Carmen Martínez Romances. “Por este motivo reclamamos al PP que abandone su propuesta de crear un frente contra quienes pretenden, pretendemos, su cambio”, ha expuesto.

Para Martínez, el PP “demuestra que sólo sabe moverse con soltura en este ámbito de la confrontación política permanente”, y su reciente convocatoria “nos recuerda más a los tiempos de la CEDA (intento de unir a todas las derechas) que a un intento de abordar políticas más modernas, dispuestas a afrontar cómo y cuándo solucionar los problemas de una sociedad moderna”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies