miércoles, 19 junio, 2019

A día de hoy hay aproximadamente 240 menas, o menores no acompañados, en todo Aragón, diez veces más que el año pasado, cuando se contaban 22. Un incremento que la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, achaca a la la creciente llegada de inmigrantes a las costas españolas.

La delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, ha asegurado esta mañana que el número de menores no acompañados en la comunidad aragonesa asciende aproximadamente a 240. Un «cambio sustancial» respecto al año anterior, cuando había 22, y que ha achacado a que «han llegado más inmigrantes a nuestras costas y en esos barcos también llegan menores no acompañados».

Las declaraciones surgen a raíz de un incidente que tuvo lugar la pasada Nochebuena, cuando dos menores de un piso de acogida de Borja, que gestiona la entidad «OsZagales», dejaron encerrada a una trabajadora social durante dos horas. El Justicia de Aragón abrió un expediente urgente y el Gobierno de Aragón anunció que cerraría próximamente este piso.

«No podemos unir menas a delincuencia», ha dicho Sánchez, en alusión al incremento en los últimos meses del número de delitos de pequeña intensidad en Aragón. «Nuestro deber es proteger a estos menores que llegan a nuestro país y que han pasado por un situación muy dura, buscando una mejor vida».

Ha asegurado que se está trabajando para coordinar la acción de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado con los Servicios Sociales del Gobierno de Aragón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies