La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, ha negado este viernes que la administración haya dado instrucciones para ralentizar las obras del hospital de Alcañiz y ha trasladado la responsabilidad del retraso en la ejecución de las obras a la empresa concesionaria de esta obra, la UTE OHL-Dragados. Además, asegura que la obra sigue siendo perfectamente terminable en el plazo previsto, que finaliza en diciembre de 2021.

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, ha negado este viernes que la administración haya dado instrucciones para ralentizar las obras del hospital de Alcañiz y ha trasladado la responsabilidad del retraso en la ejecución de las obras a la empresa concesionaria de esta obra, la UTE OHL-Dragados. Además, asegura que la obra sigue siendo perfectamente terminable en el plazo previsto, que finaliza en diciembre de 2021.

La consejera ha acudido a la Comisión del ramo para explicar los retrasos en esta obra interpelada por el Grupo Parlamentario Aragonés. Allí ha señalado que es cierto que a día de hoy solo se ha ejecutado un 8% de las obras cuando el pliego de condiciones marca que tendría que haberse llegado al 19,2, pero que la DGA no puede penalizar a la empresa concesionaria mientras las obras estén en ejecución.

También ha recordado que la UTE OHL-Dragados realizó una oferta un 28,9% más barata que el presupuesto total (el hospital se presupuesto en 80 millones y la oferta de OHL-Dragados era de algo más de 57) y ha negado que la empresa haya realizado una petición de modificado -o lo que es lo mismo, una ampliación del presupuesto de las obras-. Por último, ha rememorado el anterior proyecto de hospital, impulsado por el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi, el cual a criterio de Ventura tenía una intención “claramente privatizadora” y que el Gobierno actual tuvo que volver a redactar.

La diputada del Partido Aragonés, grupo que solicitaba la comparecencia de la consejera, Berta Zapater ha recordado que comenzaron la intervenciones en la Comisión en el año 2015 hablando del hospital de Alcañiz y están a punto de concluir la legislatura hablando del mismo tema. Zapater ha achacado a Ventura haber acudido a las obras del hospital a “hacerse la foto” una semana antes de que los trabajadores de las subcontratas empezaran a desparecer. Además, ha insistido en que la DGA tiene armas para exigir el cumplimiento de los plazos parciales y ha preguntado si este parón “formaba parte” del acuerdo con la empresa concesionaria.

Uno de los temas que más discrepancia ha generado es la acusación de privatización del anterior proyecto del hospital de Alcañiz. Para Carmen Susín (PP) los que dicen que el anterior Gobierno pretendía privatizar este hospital simplemente “mienten”. La diputada popular ha acusado a Ventura de “seguir sin responder” y ha señalado que la única realidad es que a día de hoy “solo hay siete trabajadores en las obras del hospital”. Susín ha ampliado su crítica a todo el Gobierno de Aragón del que ha dicho que “no tiene ninguna credibilidad” y ha acusado al PSOE de haber actuado con deslealtad la anterior legislatura en asuntos como el del riesgo sísmico de las obras del hospital de Teruel.

La portavoz socialista en la Comisión, Olvido Moratinos, ha recordado que el comienzo de la legislatura “no fue fácil” para el actual Gobierno y ha puesto en valor los “esfuerzos” del Ejecutivo en materias como recuperación de la universalidad o la ampliación de personal. Moratinos, que ha incidido que “se tuvo que empezar de cero” en este proyecto, cree que no hay motivos para pensar que la obra no se va a ejecutar en tiempo y forma. Además, ha lamentado los perjuicios que para las instituciones generan la actual Ley de Contratos.

Marta Prades (Podemos) ha señalado que ni el PP ni el PAR tienen motivos para pedir explicaciones por el Hospital de Alcañiz ya que el anterior proyecto suponía “hipotecar” a los aragoneses en un proyecto hasta 2042 que hubiese costado a las arcas públicas 620 millones de euros con modificados. La diputada de la formación morada ha manifestado estar “preocupada” por esta ralentización de esta obra “largamente esperada” y ha echado en cara a Ventura “no haber cumplido las expectativas” en este tema.

La portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, ha criticado “las gafas de color de rosa” con las que Ventura ha analizado su propia gestión. Para Gaspar los datos “son tozudos” y lo que muestran es que el cronograma de la construcción del hospital no se está cumpliendo. Además, ha confiado que si la empresa concesionaria realiza presiones en un futuro no sea el actual Gobierno el que esté gestionando la sanidad aragonesa.

Por último la portavoz del Grupo Mixto-CHA, Carmen Martínez, se ha preguntado si la empresa adjudicataria está “ralentizado deliberadamente” estas obras confiando en un cambio de gobierno que defienda otro modelo de gestión sanitaria. “Todavía no conozco ninguna ONG que realice obra pública”, ha señalado Martínez, que confía en la unión de todos los partidos políticos ante futuras presiones por parte de estas empresas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies